blurred-A d贸nde se fue
A d贸nde se fue
2 min. 37

A d贸nde se fue

Tom茅 su mano, estaba tibia. El viento soplaba, enfriando nuestros rostros. La gente a nuestro alrededor pasaba sin prestarnos atenci贸n. S贸lo 茅ramos ella y yo, dos adolescentes demostr谩ndose un poco de afecto en una banca en un parque de la ciudad, nada que no vieran en alg煤n otro lugar, nada que los hiciera voltear dos veces.

鈥擳ienes la mano fr铆a 鈥攄ijo ella.

鈥擲iempre las tengo as铆 鈥攄ije. Era verdad.

Ella sonri贸, tom贸 mi mano entre las suyas y las frot贸. Mir贸 su reloj.

鈥擳engo que irme 鈥攄ijo y se levant贸.

鈥擫o s茅.

Me levant茅 de la banca despu茅s que ella y caminamos juntos hasta el lugar donde nos desped铆amos siempre.

鈥擳e quiero 鈥攄ijo鈥, pero las cosas no funcionan para m铆. No digo que t煤 no funciones, yo soy la que no funciona. Seguiremos siendo buenos amigos, 驴no?

No supe qu茅 responder, las palabras se me borraron de la mente como si no conociera alguna. Con la mente en blanco, sonre铆 sin querer. Ella me abraz贸 y sonri贸 tambi茅n.

鈥擜di贸s 鈥攕e despidi贸.

鈥擭os vemos despu茅s.

La vi irse, con su caminar tan propio. Vi su cabello moverse por el viento, sent铆 en mi nariz el aroma de su perfume a la distancia, vi su silueta alejarse sin siquiera pensar que 茅se era el 煤ltimo d铆a que la ver铆a de esa manera.

Pasaron los d铆as, pasaron tambi茅n los meses, hasta que finalmente trascurri贸 un a帽o, y todav铆a medio a帽o m谩s. Volv铆 a aquella banca en el parque. Era un d铆a de esos en que las nubes rayan el cielo y hacen parecer el d铆a un tanto obscurecido. Me sent茅 en la banca de siempre, en el lado izquierdo que era mi favorito. Observ茅 a la gente pasar: un par de novios aqu铆 y otro par de novios por all谩. 鈥溌緼lguna vez han vivido una ruptura como la m铆a?鈥 Nadie volteaba a verme. Ella ya no estaba.

Hab铆a pasado demasiado tiempo. A pesar de aquello, ella y yo seguimos en comunicaci贸n, nos ve铆amos de vez en cuando, sal铆amos a beber y platic谩bamos hasta tarde en ocasiones. La tuve entre mis brazos, la acarici茅, la bes茅. En ese momento era un espectador m谩s de m铆 mismo.

Seguimos saliendo, el tema jam谩s se mencion贸. Un te quiero jam谩s se mencion贸. La falta de correspondencia se hac铆a patente.

鈥斅縎alimos? 鈥攑reguntaba ella.

Nunca supe responderle que no. Ella estaba todav铆a conmigo, pero de alguna forma tambi茅n ya no. Sent铆 un vac铆o, si me lo pensaba dos veces todo aquello ten铆a soluci贸n. Cerr茅 los ojos.

鈥擲铆 te quiero, pero las cosas ya no funcionan. No digo que sea culpa tuya, yo soy la que no funciona. Seguiremos siendo amigos, 驴no? 鈥擲us palabras resonaban en mi mente.

Abr铆 los ojos. Una l谩grima termin贸 por morir en el suelo despu茅s de recorrer mi rostro. El viento sopl贸, enfriando mis manos al igual que aquella vez.

2 de marzo de 2020 Arely Briones Cuento N煤mero 9 Romance Melanc贸lico

Extra帽os a la noche: Cap铆tulo uno
Su confesi贸n durante la tormenta de nieve
La noche