blurred-Sol de Monterrey
Sol de Monterrey
2 min.

Sol de Monterrey

Su primer ma√Īana en Monterrey la pill√≥ por sorpresa: el sol no hab√≠a salido por donde deb√≠a. Se la pas√≥ asomada a la puerta la entera tarde, sin traspasarla ni acostumbrarse a esta nueva trayectoria. No comi√≥ en todo el d√≠a y el at√ļn se le ech√≥ a perder en la lata. Intent√≥ remediar la situaci√≥n durmiendo con los pies apuntando a la cabecera y hasta movi√≥ la cama a la esquina m√°s apartada de la ventana, pero el sol sigui√≥ saliendo por donde no le tocaba. Regresaba a Ju√°rez todas las veces que le era posible para sosegarse viendo anochecer la tarde mientras saboreaba un helado y caminaba por las banquetas, pero cuando volv√≠a a casa era de nuevo lo mismo. Comenz√≥ a desvelarse, a rondar la calle por las noches, a despertar con el sol en el cenit. Eso calm√≥ un poco sus ansias. Sal√≠a a las compras a eso de las 3 y regresaba r√°pido, para no ver qu√© lado del horizonte recib√≠a al astro rey para dormir. Tambi√©n cambi√≥ sus horas de trabajo, olvid√≥ unos antiguos pesares, pero sigui√≥ so√Īando con llanto y avenidas desiertas. Se empez√≥ a olvidar del reloj, sobre todo despu√©s del oto√Īo, del cambio de horario, las noches cada vez m√°s largas y el cumplea√Īos de su madre al que no pudo asistir. La m√°quina dej√≥ de regir sus momentos de actividad o reposo; la dirig√≠an en cambio las necesidades b√°sicas espont√°neas, como comida, bebida, aseo o sue√Īo. Lo que importaba era echar un vistazo por la ventana y saber que el sol ca√≠a en un √°ngulo m√°s o menos recto para poder salir. ¬ŅY en qu√© d√≠a del mes estaba? Tampoco eso sab√≠a. Luego la pill√≥ por sorpresa un hijo. Hizo sus maletas, regres√≥ al otro lado del cerro y cuando despert√≥ la primera ma√Īana con el sol saliendo del este le colg√≥ un seguro a su vestido y se encerr√≥ a llorar.

28 de abril de 2014 Ana Luna Cuento N√ļmero 2 Drama

Apoya al autor ¬ŅPor qu√© apoyar?

Un nuevo mundo
Micaela sue√Īa
Vamos a jugar